Saltar Navegación
inicio > noticias > 2013 > 04 > 22 > riqueza-de-isla-del-...

Riqueza de Isla del Coco genera $8,3 millones

Cambio climático causaría baja en ingresos
22 abr 2013Ciencia y Tecnología
La investigación en la Isla del Coco es uno de los rubros que generó ingresos para el …
La investigación en la Isla del Coco es uno de los rubros que generó ingresos para el país(Cortesía de Jorge Cortés Núñez, CIMAR).

El Parque Nacional Isla del Coco generó un ingreso bruto de $8,3 millones durante el 2010. Sin embargo, si los recursos naturales visitados por turistas se degradan debido a los efectos de la variabilidad climática, estos beneficios podrían disminuir un 30%.

Esta es una de las conclusiones del estudio Actividades socioeconómicas en el Parque Nacional Isla del Coco, Costa Rica y posibles efectos de la variabilidad climática, de Mary Luz Moreno Díaz, master en Economía de Recursos Naturales y del Medio Ambiente. La investigación fue publicada en la Revista de Biología Tropical, de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Moreno identificó, caracterizó y cuantificó la generación de ingresos en actividades cuyo eje de acción es el Parque Nacional Isla del Coco, con la metodología denominada conglomerado vinculado a una dinámica de cadena de valor agregado. A partir de ahí, abordó la posible disminución en esos ingresos, debido a los efectos de la variabilidad climática sobre los recursos marinos. La investigadora incluyó entrevistas a empresarios y a turistas. El estudio se realizó durante el período 2010-2011.

La isla de los millones

Las principales actividades que alberga el parque -el más grande en Costa Rica- son la recreación y la vivencia espiritual, la investigación y la educación, las actividades económicas y la operación turística. Todas dependen de servicios ambientales como la belleza escénica y la diversidad marina y terrestre.

Quienes buscan el parque para la recreación, indica la investigadora, hacen buceo y caminatas en senderos.  El aporte en 2010 por concepto de entradas a esta área protegida y de buceo fue mayor a $726 000.

La mayoría de turistas que visitan la isla provienen del extranjero y tienen un gasto promedio que va de los $4000 a los $7600 aproximadamente. Este monto comprende el pago de tiquetes aéreos, hospedajes, compras en supermercados, alimentación, transporte en taxis, operadores turísticos, entrada al parque nacional y la tarifa diaria de buceo.

El Cerro Yglesias es el punto más elevado en Isla del Coco (foto cortesía Mary Luz Moreno Díaz).
El Cerro Yglesias es el punto más elevado en Isla del Coco (foto cortesía Mary Luz Moreno Díaz).

En el 2010, los proyectos de investigación científica atrajeron un poco más de $413 000 de fondos internacionales y de $80 000 en proyectos financiados por las universidades públicas nacionales y el Consejo Nacional de Rectores (Conare).

En total, el parque nacional generó $5,7 millones dentro del territorio nacional y $2,5 millones a nivel internacional durante el año analizado. Aún así, “a pesar de la gran importancia socioeconómica y el ingreso que muchas de las Áreas Marinas Protegidas generan a las actividades socioeconómicas que se desarrollan alrededor de ellas, algunas presentan problemas en su financiamiento y el Parque Nacional Isla del Coco no es la excepción”, afirma Moreno.

Efectos del cambio climático

Los mares de la Isla del Coco albergan 270 especies de peces. Los turistas pueden ver tiburones como el punta blanca (Charcharinus albimarginatus), martillo (Sphyrna lewini), punta negra (Carcharhimus limbatus) y, ocasionalmente, el tiburón ballena (Rhincodon typus).

En 2008, un estudio del Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (Cimar), de la UCR, concluyó que especies como el tiburón martillo (Sphyrna lewini) y la raya moteada (Taeniura meyeni) disminuyen abruptamente durante el fenómeno atmosférico de El Niño, debido al calentamiento de las aguas superficiales.

Con base en estos datos, Moreno consultó a los turistas del parque si seguirían visitando la Isla del Coco aunque algunas de las especies existentes disminuyeran o desaparecieran; un 30% de los entrevistados afirmó que no regresaría.

La investigadora del Centro Internacional de Política Económica para el Desarrollo Sostenible, de la Universidad Nacional (UNA), partió del supuesto de que la reducción del 30% en la visitación causaría la misma disminución en los ingresos del parque.

El estudio fue publicado en el Volumen 60 de la Revista Biología Tropical, un suplemento especial dedicado a las investigaciones marinas en el Parque Nacional Isla del Coco realizadas por la UCR y la UNA, como parte de un proyecto conjunto financiado con fondos de Conare.

Regresar Arriba