Saltar Navegación

Educación no formal beneficia jóvenes de Paraíso

Proceso promueve participación de actores sociales desde su realidad
12 dic 2012Sociedad
Educación no formal grupo de Paraíso
Juntos los 30 jóvenes de Llanos de Santa Lucía, los coordinadores del proyecto y los estudiantes de licenciatura quienes durante once meses construyeron desde la educación no formal un espacio de uso inteligente del tiempo libre (foto Rafael León).

La intencionalidad del proyecto de tesis de seis estudiantes de licenciatura en Educación no formal, ha sido trabajar desde el mes de enero del 2012 con un grupo de treinta niños/as y adolescentes del distrito Los Llanos de Santa Lucia, en Paraíso de Cartago, bajo el concepto de educación no formal para generar la participación de los diferentes actores sociales desde su realidad, explicó el profesor y antropólogo Manuel Luján.

El cierre de los talleres y demás actividades participativas con este grupo de jóvenes cartagineses, de entre 13 y 17 años, tuvo lugar en el Parque de la Expresión Laguna de Doña Ana, ubicada en dicho distrito, el sábado 1 de diciembre.

La coordinadora de este plan de licenciatura, profesora Adilia Solís, reseñó que los estudiantes universitarios interactuaron desde sus especialidades profesionales (artes dramáticas, trabajo social,  educación ambiental, enseñanza del ingles, entre otras) con los jóvenes de Paraíso desde una perspectiva de trasdiciplinaridad.

Adilia Solís
La antropóloga Adilia Solís manifestó que la licenciatura en administración de la educación no formal cumplirá 20 años en el 2013, su plan de estudios se renueva cada 5 años y la UCR es la única universidad en Centroamérica que la imparte (foto Rafael León).

Los participantes pudieron construir desde su autonomía sus propias competencias,  sobre la base de un componente social que les capacitara para diagnosticar, comprender,  y dar soluciones a las necesidades de su comunidad generando sus propios procesos participativos ahora y en el  futuro,  y así empoderarse como grupo capaz de transformar individual y colectivamente sus realidades sociales.

Según la profesora Solís, desde la docencia esta licenciatura promueve la articulación de los procesos derivados de diferentes profesiones entretejiendo así resultados muy importantes. “El trabajo de un año con este grupo de jóvenes ha sido un proceso social orientado por fines explícitamente educativos,  con el fin de que ellos y ellas pudieran transformar la realidad de su comunidad y provocar cambios en los valores y actitudes de las personas que conforman la comunidad” subrayo la profesora.

Aprender haciendo, aprender cooperando

Los treinta jóvenes del grupo desarrollaron competencias que los capacitaron para el autodiagnóstico sobre su comunidad, por medio de un aprendizaje vivencial; de un aprender haciendo, aprender viviendo; aprender por descubrimiento. Construyeron desde la animación sociocultural su capacidad para  enseñar a sus iguales que el trabajo en equipo y la colaboración son esenciales para el éxito en la vida.

Manuel Luján
Manuel Luján: desde la docencia podemos construir procesos de organización de educación no formal que involucran a otras instituciones como municipalidades y asociaciones de desarrollo de las comunidades, por ejemplo (foto Rafael León).

Al respecto el profesor Luján enfatizó que “no se trata de una acción de un curso y ya”. Todo lo contrario, apuestan por tres o cuatro años plazo en los cuales la perspectiva de vida de los treinta jóvenes incluya sus estudios superiores y que ellos también organicen otros grupos que contribuyan a transformar realidades.

El uso inteligente del tiempo libre

El proyecto de la licenciatura se desarrolló durante el tiempo libre de los treinta  jóvenes, pero el tiempo libre concebido desde la educación no formal como el que se organiza desde la libertad de elección de los jóvenes para invertirlo en aquello que los hace crecer.

Un uso inteligente del tiempo libre que procura la satisfacción de necesidades espirituales, sociales, materiales. Que retribuye en bienestar, en salud física, espiritual, material; que son actividades no impuestas que nacen del propio interés de la persona

 

María Fernanda y Kiara
María Fernada Morales Valencia (16 años) y su hija Kiara encontraron en el grupo apoyo y atención, “en el futuro quisiera organizar un grupo como este y enseñar lo que aprendí aquí, a decir lo que pienso sin miedo” (foto Rafael León).
César Navarro
César Navarro Cisneros, 16 años, “nuestra comunidad necesita programas como este de la UCR que nos fortalezca como jóvenes y formar una sociedad no tan tecnológica, sino más recreativa y solidaria con el ambiente” (foto Rafael León).
Rachel Quirós
Rachel Quirós Gutiérrez, 13 años, “hemos aprendido como ayudar al Planeta en grupo y en persona, lo aprendido me sirve para el futuro, y este tipo de grupo ayuda a la comunidad porque reciclamos y tenemos ideas buenas para la comunidad” (foto Rafael León).

Un grupo de profesionales que creen fielmente en la administración de la educación no formal

El grupo que opta por esta licenciatura trabaja desde diferentes ópticas profesionales los temas que tienen que ver con el desarrollo de los jóvenes del grupo y de su comunidad (foto Rafael Leòn).
Víctor Manuel Gutiérrez, graduado en Trabajo Social en la Universidad Central de Nicaragua ¨la educación no formal está vinculada con la búsqueda del desarrollo de las localidades y las potencialidades de los actores sociales¨ (foto Rafael Leòn).
Jessica Cerdas Álvarez, graduada en educación primaria ¨la educación no formal propone un verdadero cambio efectivo por medio del liderazgo para todo tipo de poblaciones: mujeres, niños, migrantes, refugiados¨ (foto Rafael Leòn).
Diana Solano Leitòn, graduada en enseñanza del inglés ¨con la educación no formal las comunidades pueden trabajar en un desarrollo local al implementar mejor sus capacidades para una mejor calidad de vida individual y social¨ (foto Rafael Leòn).
Victoria Contreras Cambronero, graduada en artes dramáticas ¨la educación no formal es punta de lanza de la enseñanza del arte al buscar las potencialidades de las personas por su medio (foto Rafael Leòn).
La belleza del Parque de la Expresión Laguna de doña Ana sirvió de escenario para el cierre de las actividades con el grupo de jóvenes de Los Llanos de Santa Lucía. Allí compartieron en un ambiente de camaradería y retomaron los conceptos clave que guiaron su trabajo durante meses: compromiso, sostenibilidad, apoyo, organización, colaboración, equidad; elementos que han transmitido en su comunidad gracias a la guía de estos estudiantes de la UCR fieles creyentes de la educación no formal.
La belleza del Parque de la Expresión Laguna de doña Ana sirvió de escenario para el cierre de las actividades con el grupo de jóvenes de Los Llanos de Santa Lucía. Allí compartieron en un ambiente de camaradería y retomaron los conceptos clave que guiaron su trabajo durante meses: compromiso, sostenibilidad, apoyo, organización, colaboración, equidad; elementos que han transmitido en su comunidad gracias a la guía de estos estudiantes de la UCR fieles creyentes de la educación no formal.
La belleza del Parque de la Expresión Laguna de doña Ana sirvió de escenario para el cierre de las actividades con el grupo de jóvenes de Los Llanos de Santa Lucía. Allí compartieron en un ambiente de camaradería y retomaron los conceptos clave que guiaron su trabajo durante meses: compromiso, sostenibilidad, apoyo, organización, colaboración, equidad; elementos que han transmitido en su comunidad gracias a la guía de estos estudiantes de la UCR fieles creyentes de la educación no formal.
La belleza del Parque de la Expresión Laguna de doña Ana sirvió de escenario para el cierre de las actividades con el grupo de jóvenes de Los Llanos de Santa Lucía. Allí compartieron en un ambiente de camaradería y retomaron los conceptos clave que guiaron su trabajo durante meses: compromiso, sostenibilidad, apoyo, organización, colaboración, equidad; elementos que han transmitido en su comunidad gracias a la guía de estos estudiantes de la UCR fieles creyentes de la educación no formal.
La belleza del Parque de la Expresión Laguna de doña Ana sirvió de escenario para el cierre de las actividades con el grupo de jóvenes de Los Llanos de Santa Lucía. Allí compartieron en un ambiente de camaradería y retomaron los conceptos clave que guiaron su trabajo durante meses: compromiso, sostenibilidad, apoyo, organización, colaboración, equidad; elementos que han transmitido en su comunidad gracias a la guía de estos estudiantes de la UCR fieles creyentes de la educación no formal.
La belleza del Parque de la Expresión Laguna de doña Ana sirvió de escenario para el cierre de las actividades con el grupo de jóvenes de Los Llanos de Santa Lucía. Allí compartieron en un ambiente de camaradería y retomaron los conceptos clave que guiaron su trabajo durante meses: compromiso, sostenibilidad, apoyo, organización, colaboración, equidad; elementos que han transmitido en su comunidad gracias a la guía de estos estudiantes de la UCR fieles creyentes de la educación no formal.
La belleza del Parque de la Expresión Laguna de doña Ana sirvió de escenario para el cierre de las actividades con el grupo de jóvenes de Los Llanos de Santa Lucía. Allí compartieron en un ambiente de camaradería y retomaron los conceptos clave que guiaron su trabajo durante meses: compromiso, sostenibilidad, apoyo, organización, colaboración, equidad; elementos que han transmitido en su comunidad gracias a la guía de estos estudiantes de la UCR fieles creyentes de la educación no formal.
La belleza del Parque de la Expresión Laguna de doña Ana sirvió de escenario para el cierre de las actividades con el grupo de jóvenes de Los Llanos de Santa Lucía. Allí compartieron en un ambiente de camaradería y retomaron los conceptos clave que guiaron su trabajo durante meses: compromiso, sostenibilidad, apoyo, organización, colaboración, equidad; elementos que han transmitido en su comunidad gracias a la guía de estos estudiantes de la UCR fieles creyentes de la educación no formal.
La belleza del Parque de la Expresión Laguna de doña Ana sirvió de escenario para el cierre de las actividades con el grupo de jóvenes de Los Llanos de Santa Lucía. Allí compartieron en un ambiente de camaradería y retomaron los conceptos clave que guiaron su trabajo durante meses: compromiso, sostenibilidad, apoyo, organización, colaboración, equidad; elementos que han transmitido en su comunidad gracias a la guía de estos estudiantes de la UCR fieles creyentes de la educación no formal.
María Encarnación Peña Bonilla
María Encarnación Peña Bonilla
Periodista Oficina de Divulgación e Información.
Destacada en: educación y estudios generales
maria.pedfzinabonilla  @ucreqda.ac.cr

Comentarios:

0
    Utilizar cuenta UCR
    *

    Artículos Similares:

    Regresar Arriba