Saltar Navegación
inicio > noticias > 2009 > 04 > 17 > una-sociedad-comprom...

Una sociedad comprometida es clave para combatir las crisis mundiales

17 abr 2009
El Dr. Harald Fuhr  afirma que el Estado debe fortalecer su papel en el mercado para impulsar …
El Dr. Harald Fuhr afirma que el Estado debe fortalecer su papel en el mercado para impulsar nuevas soluciones ante la situación de crisis (Foto: José Salazar)

El doctor Harald Fuhr, profesor de la Universidad de Potsdam, Alemania, considera que las tres crisis (financiera, energética y climática) que afectan en la actualidad a la población pueden ser resueltas si el ser humano se compromete a resolver el problema.

En todos los casos son necesarias soluciones innovadoras, diseñadas y ejecutadas con fondos independientes y de manera conjunta entre los gobiernos y la sociedad civil.

Las crisis climática y energética requieren de esfuerzos mayores, puesto que, el fruto de las acciones implementadas se verá a largo plazo.

Para Fuhr es fundamental trabajar en tres áreas interdependientes para contrarrestar los efectos en el medio ambiente. Primero, los gobiernos deben establecer acuerdos multilaterales que definan sus objetivos para estabilizar el calentamiento planetario. Después, cada país necesita crear los marcos regulatorios que promuevan el desarrollo y uso de energía renovable. Y por último, la comunidad internacional debe introducir alternativas para bajar las emisiones de carbono.

Tomando en consideración las características de las crisis y el actual contexto político, el académico visualiza tres posibles escenarios futuros.

El primer escenario “Crisis-Creatividad” se caracteriza por un nuevo modelo de colaboración internacional: el G20, integrado por las potencias mundiales y regionales. La difícil situación conducirá a la creación de nuevas posibilidades energéticas, económicas, etc. si se utiliza la creatividad en su concepción. En cuanto a la economía, ésta repuntará en el 2011 paralelo a un aumento en el precio del petróleo.

El segundo escenario “Depresión-Diversión” tiene una visión más pesimista del futuro próximo. La recesión conducirá a una depresión económica que provocará un incremento en las tasas de desempleo y en los costos de los productos. Todo esto conduciría a una nueva rivalidad entre las naciones producto de la inestabilidad política.

Fuhr visibiliza un panorama “optimista-cauteloso” que sería el más idóneo para la sociedad. El académico considera que la creación de nuevas fuentes de energía renovable contribuirá a combatir las causas que provocan la crisis climática, energética y hasta alimentaria.

Para lograrlo es necesario que el Estado retome de nuevo su papel en el mercado e impulse las iniciativas que contribuyan a ello.

Fuhr afirmó que el mundo está demostrando que quiere revertir el mal que ha causado, pero para lograrlo falta que las iniciativas se conviertan en políticas nacionales.

Johanna Salmerón Cordero.
Periodista Oficina de Divulgación e Información
johanna.salzctlmeroncordero@ucr.bezdac.cr
Regresar Arriba