Saltar Navegación
inicio > noticias > 2007 > 05 > 03 > denuncian-destruccio...

Denuncian destrucción de fila costeña del Pacífico Central

3 may 2007
En el sector de Ballena se cortaron cinco hectáreas de bosque y se movieron 880.000 metros …
En el sector de Ballena se cortaron cinco hectáreas de bosque y se movieron 880.000 metros cúbicos de suelos sin obras de conservación, con la consiguiente sedimentación de quebradas cercanas.

Los bosques, ríos y nacientes de la llamada Fila Montañosa Costeña del Pacífico Central están sufriendo un proceso de destrucción ambiental, producto del desarrollo urbanístico sustentado con inversión extranjera.

Un estudio del Dr. Jorge Lobo, de la Escuela de Biología y del Programa Institucional Osa-Golfo Dulce de la Universidad de Costa Rica, da cuenta de los graves problemas ambientales en esta región.

La Fila montañosa está ubicada a lo largo del Pacífico Central, tiene pendientes pronunciadas y una alta precipitación que oscila entre los 3000 y 4500 milímetros cúbicos anuales.

En ella están las cuencas de ríos como Barú, Uvita, Hatillo, y Coronado que influyen en la sedimentación del Parque.

Esta es una de las regiones de mayor valor biológico y ecológico para nuestro país, por la mezcla de biodiversidad del bosque seco y del bosque húmedo del Pacífico costarricense, además de que es un corredor biológico y un manto de protección para el litoral costero, protege las nacientes de agua de la región y sirve de protección frente a los huracanes.

Lobo expresó que a pesar de que la deforestación y el turismo están haciendo estragos, todavía quedan fragmentos de bosque, filas de montañas y bosques costeros de gran valor y belleza.

Sin embargo, la destrucción avanza muy rápido. Al desastre de Jacó, se suma ahora la especulación y la urbanización sobre las filas montañosas en la región Dominical-Coronado.

La Fila Costeña Marino Ballena posee un remanente de bosque tropical muy fragmentado, pero rico en biodiversidad. Además existe una mezcla de flora del bosque seco y bosque húmedo, al menos cuatro cuencas con ríos, riachuelos y quebradas, y muchas especies semejantes a las de la Península de Osa.

Por otra parte, el Dr. Lobo afirmó que en esta zona hay una explotación inmobiliaria de aproximadamente 16 compañías que ofrecen fincas, casas o condominios, por lo cual el proceso de destrucción se ha disparado por la venta y urbanización de antiguas fincas agrícolas y fragmentos de bosque sin respetar criterios ambientales.

Agregó que la UCR, y organizaciones ambientales, entre ellas la Asociación de Amigos de la Naturaleza (ASANA), y la Fundación Neotrópica, han propuesto algunas medidas urgentes para enfrentar la emergencia, como un aumento del control por parte de las Municipalidades de Osa y Aguirre y del MINAE, aplicación precisa de las leyes, creación de un área protegida en la Fila Costeña e inclusión en el plan regulador de los cantones.

Asimismo, plantean un cambio en el patrón del desarrollo del turismo en la región y en nuestro país, dirigido a la protección ambiental, el beneficio general y el respeto a la soberanía nacional.

Luis Fernando Cordero Mora.
Periodista Oficina de Divulgación e Información
lfcoxzgirder@cariari.vszqucr.ac.cr

Nombre:

E-Mail:

Comentario:

Le quedan: 2500 caracteres.

Ver reglamento
Regresar Arriba