Saltar Navegación
En ambientes urbanos el mosquito Aedes Aegypti (en la imagen) es el principal responsable de la transmisión del virus del dengue y fiebre amarilla, mientras que el Aedes Albopictus es el que infecta a los humanos de chikungunya; en ambientes selváticos se les unen los monos como vectores (foto tomada de Reuters).
UCR busca prevenir aparición de casos de dengue y chikungunya
Comisión institucional realiza ingentes esfuerzos para evitar contagios
En ambientes urbanos el mosquito Aedes Aegypti (en la imagen) es el principal responsable de la transmisión del virus del dengue y fiebre amarilla, mientras que el Aedes Albopictus es el que infecta a los humanos de chikungunya; en ambientes selváticos se les unen los monos como vectores (foto tomada de Reuters).
inicio > noticias > 2015 > 09 > 03 > ucr-busca-prevenir-a...

UCR busca prevenir aparición de casos de dengue y chikungunya

Comisión institucional realiza ingentes esfuerzos para evitar contagios
Otto Salas Murillo, Periodista Oficina de Divulgación e Información
Categoría: Salud - 3 de septiembre de 2015.

La Universidad de Costa Rica (UCR) mantiene de forma permanente una comisión institucional enfocada en el tema del dengue y chikungunya, con la finalidad de desarrollar acciones que contribuyan a evitar la aparición de estas enfermedades dentro de las Sedes y recintos de la institución, así como en la Ciudad Universitaria Rodrigo Facio.

La Comisión Institucional para la Prevención del Dengue y Chikungunya coordina los Comités para la Prevención del Dengue que existen en cada instancia universitaria, para que en toda unidad académica, centro de investigación, laboratorios y oficinas se realicen los controles necesarios para prevenir las picaduras de los mosquitos portadores de estos males.

Para que las y los miembros de estos comités estén informados sobre todo lo relacionado con el dengue y el chikungunya, la comisión organizó un conversatorio dirigido por el Dr. Olger Calderón Arguedas, quien es entomólogo y microbiólogo de la UCR.

El Dr. Olger Calderón Arguedas comentó que en el mundo se dan 100 millones de casos de dengue al año y se producen 24 mil muertes, además 2.5 billones de personas viven en zonas de riesgo de contagio (foto Laura Rodríguez).
El Dr. Olger Calderón Arguedas comentó que en el mundo se dan 100 millones de casos de dengue al año y se producen 24 mil muertes, además 2.5 billones de personas viven en zonas de riesgo de contagio (foto Laura Rodríguez).

En esta actividad, que se realizó en la Sala Multimedia de la Escuela de Medicina, el Dr. Calderón Arguedas realizó una descripción sobre el impacto del dengue y el chikungunya, y abogó por maximizar la vigilancia sobre los mosquitos transmisores Aedes Aegypti y Aedes Albopictus.

“Los cuadros clínicos de estas virosis pueden ser incapacitantes y llevar a la muerte en el caso del dengue, pero son factibles de prevenir mediante el control de los vectores y un sistema proactivo basado en la responsabilidad por parte de los comités de vigilancia para mantener los ambientes intrauniversitarios libres de estos males”, indicó Calderón Arguedas.

Este experto añadió que la utilización de insecticidas puede ser efectiva dependiendo de la plaga que se quiere controlar y si ésta exhibe resistencia, pero implicaría además una alta inversión económica y la dispersión de químicos al ambiente que son nocivos para las personas, “es un proceso muy fuerte; por eso es que promulgamos la eliminación de criaderos de mosquitos como la medida fundamental”, recalcó Calderón Arguedas.

En Costa Rica en el año 2013 se dieron 49 993 casos de dengue con 220 graves, en el 2014 hubo 11 140 y cuatro graves, y en lo que llevamos del 2015 se cuentan 1 720 casos y ninguno de gravedad, de ahí que se deben extremar las medidas de limpieza, por ejemplo en macetas, para evitar la proliferación del Aedes Aegypti (foto Laura Rodríguez).
En Costa Rica en el año 2013 se dieron 49 993 casos de dengue con 220 graves, en el 2014 hubo 11 140 y cuatro graves, y en lo que llevamos del 2015 se cuentan 1 720 casos y ninguno de gravedad, de ahí que se deben extremar las medidas de limpieza, por ejemplo en macetas, para evitar la proliferación del Aedes Aegypti (foto Laura Rodríguez).

Esfuerzos para proteger a la población universitaria

La Comisión Institucional para la Prevención del Dengue y Chikungunya repartió información entre las y los asistentes al conversatorio que contenía información sobre inspección de espacios habitados, eliminación de criaderos e identificación de síntomas, para que tomen las medidas necesarias y se contenga al máximo la aparición de casos en la Universidad y proteger la salud de todas y todos.

Algunos de los criaderos de mosquitos transmisores más comunes que podemos encontrar estarían en recipientes que colecten agua como masetas, cajas de registro, desagües con agua acumulada, canoas, tanques defectuosos, pilas, etc.

Los casos de chikungunya en el país durante este año 2015 suman 142, mientras que en el resto del continente se cuentan 967 760, por tanto la limpieza de canoas es primordial para evitar el estancamiento del agua y que el mosquito Aedes Albopictus se reproduzca (foto Laura Rodríguez).
 
Los casos de chikungunya en el país durante este año 2015 suman 142, mientras que en el resto del continente se cuentan 967 760, por tanto la limpieza de canoas es primordial para evitar el estancamiento del agua y que el mosquito Aedes Albopictus se reproduzca (foto Laura Rodríguez).
 

Los síntomas que se pueden identificar en una persona son fiebre alta repentina; dolor intenso de músculos, articulaciones, huesos, cabeza y ojos; sabor herrumbroso; salpullido en tronco, brazos y piernas; sangrado de encías, nariz, piel y en heces u orina; y con frecuencia hay vómito y diarrea.

Todos estos síntomas se presentan entre los cinco y ocho días después de la picadura del zancudo trasmisor, y pueden durar de tres a siete días. Si una persona presenta estos síntomas debe acudir al centro de salud más cercano para ser valorado por un médico.

“En cuanto a las áreas en donde el dengue es prevalente, tenemos que recordar que el mapa de Costa Rica nos permite visualizar las zonas portuarias como las de más alta transmisión, como lo son Puntarenas, Limón y la Región Chorotega; si pensamos en el Valle Central entonces en las zonas más cálidas existe más probabilidad de transmitirse, como en Alajuela y la parte oeste de San José, o sea la Uruca, Pavas, La Carpio y parte de Desamparados; ya en áreas más frías la transmisión es más difícil”, expresó Calderón Arguedas.

Las labores de control y prevención del dengue y chikungunya deben de multiplicarse en todo el país y cada casa, empresa, oficina e institución pública o privada debe seguir las recomendaciones de las y los especialistas para eliminar los criaderos.

La Universidad de Costa Rica (UCR) mantiene de forma permanente una comisión institucional enfocada en el tema del dengue y chikungunya, con la finalidad de desarrollar acciones que contribuyan a evitar la aparición de estas enfermedades dentro de las sedes y recintos de la institución. Se trata de la Comisión Institucional para la Prevención del Dengue y Chikungunya que coordina los Comités para la Prevención del Dengue que existen en cada instancia universitaria, para que en toda unidad académica, centro de investigación, laboratorios y oficinas se realicen los controles necesarios para prevenir las picaduras de los mosquitos portadores de estos males. Para que las y los miembros de estos comités estén informados sobre la temática en cuestión, se organizó un conversatorio dirigido por el Dr. Olger Calderón Arguedas quien es entomólogo y microbiólogo de la UCR.

Logo UCR
Logo UCR
© 2017 Universidad de Costa Rica - Tel. 2511-0000.