UNIVERSIDAD DE COSTA RICA
24
AGO2012

Desarrollar competencias informacionales es clave en la sociedad del conocimiento

Anna Georgina Velásquez Vásquez | Categoría: Educación

El M.Sc. Wilson Castaño Muñoz, se ha especializado en el tema de la alfabetización informacional y comunicación digital, conocimientos que complementan su profesión de bibliotecólogo y administrador (foto Laura Rodríguez).

Saber dónde buscar información y cómo utilizarla para desarrollar conocimiento en diferentes entornos, son algunas habilidades que deben desarrollar todas las personas, independientemente de su formación profesional.  Esta fue una de las razones que dio el experto en comunicación digital, M.Sc. Wilson Castaño Muñoz para explicar la importancia de las competencias informacionales en pleno siglo XXI.

El M.Sc. Castaño, es profesor de la Escuela Interamericana de Bibliotecología de la Universidad de Antioquía, Colombia y visitó recientemente la Universidad de Costa Rica para impartir una conferencia en su área de especialización.  El docente fue invitado por la Escuela de Bibliotecología y Ciencias de la Información y la Facultad de Educación.

El profesor Castaño explicó que las competencias informacionales son un conjunto de conocimientos, actitudes y habilidades para utilizar de forma eficiente, eficaz, crítica y ética la información que facilitan diferentes fuentes.  Estas competencias las puede adquirir cualquier persona para desarrollar una alfabetización informacional.

“La alfabetización informacional es saber cómo, cuándo y por qué se necesita información, dónde se puede encontrar, cómo se puede evaluar, utilizar y citar de manera ética”, mencionó el M.Sc. Castaño para justificar la importancia de desarrollar competencias informacionales en una época en que las personas viven sumidas en un “universo de información digital”.

La directora de la Escuela de Bibliotecología y Ciencias de la Información, M.Sc. Marcela Gil Calderón, destacó la importancia del manejo de información y el aporte profesional de los bibliotecólogos en la alfabetización informacional. La M.Sc. Gil, fue la encargada de presentar al profesor visitante (foto Laura Rodríguez).
El especialista mencionó que actualmente en Internet circulan 1,8 trillones de gigabytes (zettabytes) de información de todo tipo en Internet, y en la próxima década, se espera que la cantidad de información crezca 75 veces más.  En contraste, la cantidad de profesionales que administran la información, los cuales incluye a bibliotecólogos y técnicos informáticos, solo crecerán 1,5 veces.

El profesor Castaño mencionó algunos datos para ilustrar la producción masiva de información que hay actualmente.  Por ejemplo, a diario se producen 1,5 miles de millones de posteos en Facebook, 140 millones de mensajes en Twitter y 2 millones de videos en YouTube.  A esto se le suma que al día se crean 60.000 nuevos sitios en Internet.

El experto explicó que los motores de búsqueda como Google, sólo son capaces de buscar dentro del 5% al 10% del universo de información y aún así pueden arrojar millones de resultados en una sola búsqueda.  Si no se tienen competencias informacionales necesarias, es fácil caer en una “infoxicación”, es decir, una búsqueda de información que se vuelve engorrosa, angustiosa e inútil porque se desconoce qué, cómo, cuándo y dónde encontrar los datos.

“Independientemente de la tecnología, lo importante es conocer nuestro entorno y saber cómo manejarse con la información en ese entorno”, dijo el docente.  Para ello, es necesario que las personas desarrollen criterios para buscar y usar información, independientemente su área académica.

La alfabetización informacional tiene su base en la formación de usuarios, es decir, la instrucción bibliográfica para encontrar recursos en las unidades de información como las bibliotecas.  Por ello, el experto considera que es necesario que las instituciones educativas y los profesionales en ciencias de la información comprendan la importancia de las competencias informacionales y participen activamente en los procesos formativos para adquirirlas.

La conferencia dictada por el profesor Castaño, contó con la participación de estudiantes, profesores y profesionales del área de ciencias de la información (foto Laura Rodríguez).

Las competencias informacionales implican procesos de enseñanza-aprendizaje para desarrollar conocimientos de forma constante y sostenida.

“La idea es saber orientarnos en todo este mundo de la información.  Hagamos de cuenta como si no tuviéramos a Google, entonces ¿qué haríamos? y ¿a quién recurriríamos?”, mencionó el profesor Castaño.

Finalmente, el especialista invitó a que cada persona haga una autoevaluación y reflexione sobre cómo usa la información a la que accede: “¿Qué tanto sé yo identificar una necesidad de información y por qué? ¿Será que yo sé dónde encontrarla? ¿Sé como evaluarla si es importante? ¿Sé como guardarla y comunicarla? ¿Sé cómo y cuándo citar?”