Saltar Navegación
inicio > noticias > 2012 > 08 > 20 > colega-de-texas-dest...
Simposio analizó las contribuciones de arqueólogo Miguel Snarskis

Colega de Texas destacó Proyecto Boruca de 1980

Andrea Marín Castro, Periodista Oficina de Divulgación e Información
Andrea Marín Castro, Periodista Oficina de Divulgación e Información
Categoría: Ciencias Sociales - 20 de agosto de 2012.
El Dr. Drolet es curador del Museo de Ciencia e Historia de Corpus Christi y profesor adjunto de la Universidad de Texas A&M (foto Laura Rodríguez).
El Dr. Drolet es curador del Museo de Ciencia e Historia de Corpus Christi y profesor adjunto de la Universidad de Texas A&M (foto Laura Rodríguez).

Michael J. Snarskis, o Miguel como se le conoció en el país, fue un arqueólogo estadounidense que desarrolló su carrera y su investigación en Costa Rica, por lo que sus aportes al estudio de esta ciencia social son abundantes y de referencia obligada para quienes se dedican a esta profesión.

La Escuela de Antropología y el Posgrado en Antropología de la Universidad de Costa Rica (UCR) organizaron el Simposio Contribuciones del Dr. Miguel Snarskis a la arqueología costarricense, durante el cual ahondaron en una serie de temas y aspectos del trabajo que realizó el arqueólogo durante su vida.

Profesores y profesoras de la UCR, así como arqueólogos y arqueólogas nacionales y extranjeros compartieron durante dos días sus reflexiones sobre las enseñanzas que legó este estadounidense, quien falleció en enero de 2011.

Otro de los expositores invitados fue el Dr. Frederick Lange de la Universidad de Colorado (foto Laura Rodríguez).
Otro de los expositores invitados fue el Dr. Frederick Lange de la Universidad de Colorado (foto Laura Rodríguez).

Snarkis y el proyecto Boruca de 1980

Uno de los invitados internacionales, el Dr. Robert Drolet de la Universidad de Texas A&M conversó acerca de “El Proyecto Boruca 1980: Michael Snarskis y el inicio de la Arqueología de Rescate en Costa Rica.

Durante su charla explicó cómo a finales de la década de los 70, el Dr. Snarskis preparó un estudio con el fin de rescatar el patrimonio arqueológico en la zona donde el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) iba a iniciar la construcción del proyecto hidroeléctrico Boruca.

La M.Sc. Patricia Fernández, del Museo del Oro, conversó acerca de la investigación en metalurgia que realizó Snarskis (foto Laura Rodríguez).
La M.Sc. Patricia Fernández, del Museo del Oro, conversó acerca de la investigación en metalurgia que realizó Snarskis (foto Laura Rodríguez).

El proyecto arqueológico Boruca estableció un precedente para futuros rescates y además se utilizaron métodos controlados de prospección, que no habían sido puestos en práctica por los investigadores costarricenses. De igual manera, este trabajo impactó en el desarrollo y establecimiento de las leyes nacionales relacionadas a la protección del patrimonio arqueológico.

Según Drolet, esto significó que el proyecto fuera el primero en ser financiado por una empresa gubernamental, la oportunidad de realizar una prospección arqueológica controlada de gran escala en el país, la posibilidad de combinar investigación y rescate y generar los primeros datos arqueológicos sobre los patrones de asentamiento en el sur de Costa Rica.

Otro de los beneficios asociados con este trabajo fue la conexión interinstitucional. Estudiantes de la Universidad de Costa Rica y de la Universidad Nacional junto con profesionales del Museo Nacional participaron activamente en este proyecto que construyó relaciones entre arqueólogos nacionales, centroamericanos y estadounidenses y estableció la arqueología científica en el país.

La Lic. Maureen Sánchez Pereira fue estudiante de Michael Snarkis, lo que le permitió trabajar de forma cercana y conjunta con el arqueólogo en el estudio de objetos de piedra precolombinos (foto Jorge Carvajal).
La Lic. Maureen Sánchez Pereira fue estudiante de Michael Snarkis, lo que le permitió trabajar de forma cercana y conjunta con el arqueólogo en el estudio de objetos de piedra precolombinos (foto Jorge Carvajal).

El Dr. Robert Drolet fue el director principal del proyecto arqueológico Boruca, entre 1980 y 1990 trabajó en el Museo Nacional y fue profesor visitante en la UCR y la UNA.

Aporte en la construcción histórica de la Vertiente del Caribe

Como parte de su amplia trayectoria profesional, a Michael J. Snarkis, se le reconocen aportes significativos en la construcción histórica y social de los asentamientos humanos que ocuparon la Vertiente del Caribe desde épocas precolombinas hasta la llegada de los españoles.  Snarkis centró sus investigaciones en la manufactura lítica, la cual se relaciona con el estudio de objetos y herramientas de piedra.

Durante el acto de inauguración, la Dra. María del Carmen Araya, directora del Posgrado en Antropología destacó que con este tipo de actividades se construyen rituales de comunidad que establecen debate y respeto mutuo (foto Laura Rodríguez).
Durante el acto de inauguración, la Dra. María del Carmen Araya, directora del Posgrado en Antropología destacó que con este tipo de actividades se construyen rituales de comunidad que establecen debate y respeto mutuo (foto Laura Rodríguez).

Según explicó la profesora de la Escuela de Antropología, Lic. Maureen Sánchez Pereira, desde la década de 1970, Michael Snarkis se enfocó en la reconstrucción de la historia cultural del Caribe costarricense, pues en esa época los estudios líticos de la zona eran limitados.  Este interés llevó al arqueólogo a trabajar en los alrededores del Río Reventazón y en diferentes sitios arqueológicos de Guácimo, Guápiles y Turrialba.

“Las descripciones e interpretaciones que hace de la tecnología lítica, permiten conocer realmente y tener una idea más precisa de cómo era la historia ocupacional en la Vertiente Caribe. No una historia fragmentada, sino una historia integrada en una propuesta explicativa de los momentos de ocupación humana”, explicó la profesora Sánchez.

Los estudios de Snarkis permitieron describir y caracterizar diferentes piezas líticas como metates, piedras de moler con motivos felinos, hachas de piedra y puntas paleoindias que se usaron en diferentes periodos de la época precolombina costarricense.  Los hallazgos de Snarkis ayudaron a entender procesos de cambio social-cultural, organización política, patrones de asentamiento y secuencias de ocupación en la zona.

El arqueólogo tenía una gran capacidad analítica y de observación de detalles: “De semblante serio, parco al hablar, muy crítico respecto al manejo de lo arqueológico”, describió la Lic. Sánchez.  Snarkis dirigió la tesis de licenciatura de la profesora Sánchez y otros trabajos finales de graduación que contribuyeron en la reconstrucción de la historia de la Vertiente del Caribe y el Valle Central oriental.

Otros temas que se trataron durante el simposio fueron acerca de las contribuciones a la construcción de secuencias en la Región Central, la labor docente de Michael J. Snarskis y sus contribuciones en la formación de profesionales en arqueología, la integración de diversas escalas de análisis en el modelo de cambio cultural y la interpretación de la metalurgia, entre otros.

Logo UCR
Logo UCR
© 2017 Universidad de Costa Rica - Tel. 2511-0000.