Saltar Navegación
> noticias > 2012 > 04 > 06 > competencias-y-flexi...

Competencias y flexibilidad profesionales marcan la diferencia

Conferencia Inaugural de Bibliotecología
6 abr 2012Vida UCR
El Dr. Enrique Margery explicó algunas de las competencias más importantes que un profesional en Bibliotecología y Ciencias de la Información debe tener (foto Jorge Carvajal).
El Dr. Enrique Margery explicó algunas de las competencias más importantes que un profesional en Bibliotecología y Ciencias de la Información debe tener (foto Jorge Carvajal).

El Dr. Enrique Margery Bertoglia fue el encargado de dictar la conferencia inaugural de la Escuela de Bibliotecología y Ciencias de la Información (EBCI) que se denominó Las competencias: su asimilación y adaptación para transformar el contexto.

Con la pregunta ¿cuál es el papel profesional en la era en la que vivimos?, el Dr. Margery quiso dejar en evidencia que se debe conocer el contexto y las características del momento histórico, político y social en el que se desarrollan los profesionales actuales.

En el caso de la Bibliotecología y Ciencias de la Información destacó varias competencias fundamentales. La flexibilidad, la capacidad de hacer redes y ser aprendiz toda la vida, son las más importantes dijo el Dr. Margery.

Dentro de la disciplina hay un desarrollo explosivo de los saberes de dominio laboral específico. Esto tiene que ver con gestión del conocimiento en centros de contacto, edición y publicación digital y gestión de proyectos.

Estudiantes y docentes de la carrera de Bibliotecología y Ciencias de la Información asistieron a la charla inaugural que organizó esta unidad académica el jueves 22 de marzo en el auditorio de la Facultad de Educación (foto Jorge Carvajal).
Estudiantes y docentes de la carrera de Bibliotecología y Ciencias de la Información asistieron a la charla inaugural que organizó esta unidad académica el jueves 22 de marzo en el auditorio de la Facultad de Educación (foto Jorge Carvajal).

En relación con el tema de las competencias explicó que este término se ha definido como redes heterogéneas de afrontamiento, ya que son una serie de saberes que se tienen que articular. Se mezclan habilidades, actitudes y valores.

“Frente a los retos que me trae la experiencia, en tanto yo sepa cómo responder a ellos, estaré articulando recursos personales y saliendo adelante poniendo en juego mis competencias” destacó Margery. Por lo que un profesional debe estar en la capacidad de elaborar una respuesta competente ante lo que se presente en el día a día.

Por lo tanto, el reto de las universidades es retroalimentar el curriculum basándose en esas experiencias. Hay que cerrar la brecha entre academia y mercado laboral por lo que se debe hacer un proceso de revisión literaria, consultar a los empleadores y a los colegios profesionales, pero sobre todo hay que analizar los incidentes críticos de los recién graduados. De esta manera, se puede construir un buen programa por competencias.

Tanto en la calle como en el aula, los profesionales se deben preguntar cuáles son las capacidades que se requieren, cuales son las competencias poco desarrolladas, cuáles me gustaría desarrollar y cómo se desarrollan.

En Bibliotecología estas capacidades se han visto extendidas principalmente por el uso de la tecnología, la gestión de conocimiento, los saberes organizacionales y el apoyo en la toma de decisiones. 

Andrea Marín Castro
Periodista Oficina de Divulgación e Información
andrea.marincastro@ucr.ac.cr

Andrea Marín Castro
Periodista Oficina de Divulgación e Información
andrea.marincastro@ucr.ac.cr