Saltar Navegación
> noticias > 2012 > 03 > 20 > un-desbordamiento-de...

Un desbordamiento de imágenes y texturas

Exposición de vestidos y fotografías en la galería de Bellas Artes
20 mar 2012Artes y Letras
Los trajes fueron confeccionados a mano por Ángela utilizando materiales propios de la costura (foto Anel Kenjekeeva).
Los trajes fueron confeccionados a mano por Ángela utilizando materiales propios de la costura (foto Anel Kenjekeeva).

El Jardín Botánico Lankester les sirvió de marco para desbordar su talento y creatividad. Con imágenes, hilos, telas y cintas Irene Peña y Ángela Hurtado fueron hilvanando ideas y tejiendo historias.

La exposición Desbordamiento que presentan en la Galería de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Costa Rica nos muestra justamente el resultado de esta conjunción.

Se trata de cuatro vestidos artísticos confeccionados por Ángela Hurtado, como parte de su tesis de licenciatura “El vestido como una forma de arte”, y las fotografías que tomó Irene Peña de estos mismos trajes, en el Jardín Botánico Lankester en marzo del 2011.

Según dijo Hurtado, son vestidos “imprácticos, incómodos, intimidantes: se proyectan en el aire, se arrastran por el piso, se arremolinan como las hojas de un libro al viento. No fueron hechos para ponérselos, sino para ser mirados e interpretados. Su intención primordial es que sirvan de reflexión acerca de la relación entre las mujeres y la moda”.

Ángela Hurtado e Ireñe Peña con dos de los vestidos que se exhiben en su exposición Desbordamiento (foto Anel Kenjekeeva).
Ángela Hurtado e Ireñe Peña con dos de los vestidos que se exhiben en su exposición Desbordamiento (foto Anel Kenjekeeva).

Fueron confeccionados enteramente a mano por ella, utilizando solamente materiales propios de la costura, como cintas, telas e hilos.

“Cada vestido incorpora ideas de limitaciones físicas que se les han impuesto a las mujeres en el transcurso de la historia. Cinturas irrespirables, faldas que se multiplican como la espuma del mar, tobillos atados: el ejercicio de la belleza ha sido implacable”, manifestó la artista.

Agregó que el título de esta exposición proviene de las siluetas de estos trajes, “que se muestran muy ajustados al cuerpo en ciertas partes, pero que parecen desbordarse de texturas y material, lo cual se relaciona con la idea de que los vestidos han servido históricamente para contener y limitar el papel de las mujeres, quienes aún así no han podido ser contenidas en estas estructuras y por eso se desbordan”.

También señaló que estos vestidos fueron fotografiados en el Jardín Lankester en un día soleado, “para recrear la salida de aquel otro jardín, de donde nos cuentan que huimos para vestirnos siempre”.

Irene Peña junto a las fotografías análogas que le tomó a los trajes confeccionados por Ángela Hurtado (foto Anel Kenjekeeva).
Irene Peña junto a las fotografías análogas que le tomó a los trajes confeccionados por Ángela Hurtado (foto Anel Kenjekeeva).

Al respecto indicó que “estas imágenes muy artísticas y casi espectrales de Irene Peña fueron tomadas con una cámara de película, lo cual resulta interesante en una época en que predomina lo digital”.

La exposición Desbordamiento es auspiciada por la Escuela de Artes Plásticas y permanecerá abierta al público hasta el 30 de marzo, de lunes a viernes, de 8:00 a.m. a 8:00 p.m.

Irene y Ángela

La reconocida fotógrafa Irene Peña realizó estudios de pintura y diseño gráfico en la Escuela de Artes Plásticas de la UCR. Luego continuó su formación en Santa Mónica College, en California, Estados Unidos, con énfasis en fotografía de moda.

El profesor y curador de la Escuela de Artes Plásticas, Carlos Guillermo Montero, reconoció la creatividad de Ángela e Irene, durante la inauguración de su exposición (Anel Kenjekeeva).
El profesor y curador de la Escuela de Artes Plásticas, Carlos Guillermo Montero, reconoció la creatividad de Ángela e Irene, durante la inauguración de su exposición (Anel Kenjekeeva).

Ha expuesto en forma individual en la Galería Gómez Miralles, en la Universidad Veritas, y en la Galería de Bellas Artes de la UCR.

Colectivamente lo ha hecho en el Centro Cultural Español, en la Galería Sophia Wanamaker del Centro Cultural Costarricense-Norteamericano, en la Galería Klaus Steinmetz Arte Contemporáneo, en el Instituto México, en Valencia, Venezuela; en Geras Tousignant Gallery en San Francisco, California; en la Galería Roberto Sasso, y en la Galería Casa del Cuño.

Por su parte, la diseñadora e historiadora de la moda Ángela Hurtado Pimentel estudió diseño gráfico en la Escuela de Artes Plásticas de la UCR.

Además es diseñadora de joyería y accesorios hechos a mano. Sus piezas son muy apreciadas por la combinación de colores y materiales, como plata sterling, cristales de Swarovski, vidrio checo pulido al fuego, perlas cultivadas y piedras semipreciosas. Sus joyas han aparecido en periódicos, en revistas y en programas televisivos costarricenses.

También su interés por la historia del arte y de la moda la han llevado a publicar diversos artículos sobre moda en varias revistas nacionales.

María Eugenia Fonseca Calvo
Periodista Oficina de Divulgación e Información
maria.fonsecacalvo@ucr.ac.cr