Saltar Navegación
> noticias > 2010 > 06 > 30 > falta-de-solidaridad...
Expertos analizan situación en Costa Rica

Falta de solidaridad y brecha social hacen crecer la violencia

30 jun 2010Sociedad
El ministro de Seguridad José María Tijerino comentó que la falta de solidaridad es causa directa de la violencia que se vive en nuestra sociedad: “Solidaridad también trata sobre pagar impuestos”, exclamó (foto Anel Kenjekeeva).
El ministro de Seguridad José María Tijerino comentó que la falta de solidaridad es causa directa de la violencia que se vive en nuestra sociedad: “Solidaridad también trata sobre pagar impuestos”, exclamó (foto Anel Kenjekeeva).

¿Por qué tanta inseguridad en nuestras calles?, ¿somos los ticos más violentos ahora que años atrás?, ¿nos afecta mentalmente esta condición?, estas y otras interrogantes entorno a la violencia, seguridad ciudadana y salud mental fueron abordadas en un panel organizado por la Escuela de Salud Pública de la UCR.

En dicha actividad, realizada el pasado jueves 24 de junio, tres reconocidos especialistas en temas sociales expusieron sus ideas al respecto: se trató del actual ministro de Seguridad Pública, Dr. José María Tijerino Pacheco, así como la Dra. Carmen Caamaño Morúa, directora del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS), y el Dr. Alexander Jiménez Matarrita, director del Programa de Doctorado en Estudios de la Sociedad y la Cultura de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Jiménez Matarrita aseveró en su ponencia que la seguridad ciudadana influye en la calidad de vida de los ticos, quienes piensan que viven en un país de paz, con más maestros que soldados, con instituciones públicas fuertes y de naturaleza envidiable, pero ahora pareciera que todo esto se ha ido desgastando.

La creciente violencia es resultado de la falta de solidaridad del sistema social, político y económico manifestaron Alexander Jiménez, José María Tijerino y Carmen Caamaño Morúa. De turquesa la Licda. Aurora Sánchez Monge, quien moderó el panel (foto Anel Kenjekeeva).
La creciente violencia es resultado de la falta de solidaridad del sistema social, político y económico manifestaron Alexander Jiménez, José María Tijerino y Carmen Caamaño Morúa. De turquesa la Licda. Aurora Sánchez Monge, quien moderó el panel (foto Anel Kenjekeeva).

“La creciente desigualdad hace mella en la sociedad y reparte un sentimiento de que no se pertenece a un modelo de desarrollo económico y social. Los medios de comunicación informan sobre la violencia en los sectores menos favorecidos y no en otro sentido: ¿qué daña más, alguien que hace un carterazo o quien no paga el salario mínimo al trabajador?”, se preguntó Jiménez.

Y es que según reseñó Jiménez, durante el 2009 se dejó de pagar el salario mínimo a 600.000 personas en Costa Rica.

A su vez, el ministro Tijerino comentó durante su disertación que la inseguridad en las calles no es una percepción, no es algo que los ticos nos inventamos en nuestras mentes y que hace que aumente el miedo al tener que salir de nuestras casas o incluso dejar nuestra vivienda sola.

Carmen Caamaño sostuvo un fuerte debate con el ministro Tijerino sobre la represión policial y la posición crítica que distingue a la UCR en temas sociales (foto Anel Kenjekeeva)
Carmen Caamaño sostuvo un fuerte debate con el ministro Tijerino sobre la represión policial y la posición crítica que distingue a la UCR en temas sociales (foto Anel Kenjekeeva)

El titular de Seguridad achacó este problema a la falta de solidaridad que crece y campea en nuestra sociedad: “… todo empieza en el hogar, en la forma en que somos criados, la pérdida de valores, dejamos de ir a la escuela pública y de sostener programas sociales. Creímos que podíamos asegurarnos la propiedad privada y la vida misma rodeándonos de muros y guardas privados, desatendiendo a los delincuentes de ayer que hoy son sicarios”, manifestó Tijerino.

Por su parte, la Dra. Carmen Caamaño indicó que el modelo de desarrollo que han empleado los gobiernos de Costa Rica en las últimas dos décadas ha desembocado en la ruptura del marco social de solidaridad.

Caamaño sostiene la tesis de que al darse dicho rompimiento se generó una inequidad en donde una pequeña parte de la población tiene muchísimo y el resto no tiene nada, situación que es legitimada legalmente lo que hace que la violencia surja y sea muy difícil controlarla.

Para Alexander Jiménez la inseguridad ciudadana influye directamente en la calidad de vida de los ticos: “El desarrollo económico y social producto de las políticas actuales son excluyentes”, sentenció (foto Anel Kenjekeeva).
Para Alexander Jiménez la inseguridad ciudadana influye directamente en la calidad de vida de los ticos: “El desarrollo económico y social producto de las políticas actuales son excluyentes”, sentenció (foto Anel Kenjekeeva).

“En la medida en que existe más violencia hay más violencia policial y eso genera más malestar, por tanto aumentan todas las enfermedades psiquiátricas como la ansiedad, el temor, la depresión, la paranoia y esto resulta en más destrucción de los vínculos sociales y por tanto destrucción de la sociedad”, indicó Caamaño.

Represión policial aviva descontento popular

Para respaldar sus palabras, la experta del IIS mostró un video al público asistente de una nota periodística de un noticiero televisivo en el que la Fuerza Pública arremetía contra un grupo de familias de Los Guido en Desamparados, debido a una acción de desalojo.

La Escuela de Salud Pública de la UCR celebra el XV aniversario de su creación con actividades relacionadas al debate de temas de suma importancia para la sociedad costarricense (foto Anel Kenjekeeva).
La Escuela de Salud Pública de la UCR celebra el XV aniversario de su creación con actividades relacionadas al debate de temas de suma importancia para la sociedad costarricense (foto Anel Kenjekeeva).

“Las familias desalojadas son sometidas al despojo y la humillación, afectándoles notablemente su salud. El tener una vivienda ya no es un derecho, pues ellos no calificaban como suficientemente pobres para recibir ayuda estatal”, explicó al respecto Caamaño.

Además enumeró otros ejemplos de la actitud represiva policial: la violación a la autonomía de la UCR en abril pasado, la represión a los manifestantes durante el traspaso de poderes del 8 de mayo anterior y el desalojo de familias pobres en otros puntos del país.

“Son políticas gubernamentales que minimizan los derechos a la manifestación y violan los derechos humanos”, comentó Caamaño.

Tijerino esperó su turno para refutar las palabras de Caamaño y adujo que este Gobierno no había asumido cuando sucedieron los acontecimientos del traspaso de poderes; asimismo, defiende la opción de la Policía de aplicar la fuerza en algunos casos.

“Los oficiales reciben siempre órdenes de mantener la calma inclusive si reciben insultos, pero si alguna persona se vuelve violenta hay que arremeter en su contra porque los gamberros son los que producen la violencia. La Policía en la calle protege a los trabajadores, pues somos un Gobierno comprometido con el pueblo”, afirmó Tijerino.

Para concluir, Tijerino señaló que el deber del Ministerio de Seguridad es defender la institucionalidad y el respeto hacia la Casa Presidencial: “no se aceptan excesos de manifestantes”, advirtió.

Este panel se llevó a cabo en el auditorio del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme), ubicado en la Ciudad de la Investigación de la UCR, y se realizó dentro de la celebración del XV aniversario de la Escuela de Salud Pública.

Para el jueves 26 de agosto, a las 3:00 p.m. en el mismo lugar se celebrará una charla sobre el derecho a la salud y el papel de la Sala Constitucional en este tema. Las personas interesadas en conocer más información sobre las actividades programadas por la Escuela de Salud Pública pueden comunicarse a los teléfonos 2511-4455 ó 2511-4456. 
Otto Salas Murillo
Otto Salas Murillo
Periodista Oficina de Divulgación e Información
otto.salasmurillo@ucr.ac.cr