Saltar Navegación
inicio > noticias > 2009 > 07 > 02 > ucr-invierte-1-000-m...

UCR invierte ¢1.000 millones en Recinto de Golfito

Patricia Blanco Picado., Periodista Oficina de Divulgación e Información
2 de julio de 2009.
La M.Sc. Mariana Chávez y el Lic. Héctor Monestel, del Consejo Universitario, acompañados por la M.Sc. Flor Garita, directora del Recinto de Golfito, inauguraron la restauración de las instalaciones de esta sede académica de la UCR en la zona sur del país (foto Jorge Carvajal)
La M.Sc. Mariana Chávez y el Lic. Héctor Monestel, del Consejo Universitario, acompañados por la M.Sc. Flor Garita, directora del Recinto de Golfito, inauguraron la restauración de las instalaciones de esta sede académica de la UCR en la zona sur del país (foto Jorge Carvajal)

La Universidad de Costa Rica (UCR) invirtió en los últimos cuatro años cerca de ¢1.000 millones en infraestructura, equipamiento y personal docente y administrativo para el establecimiento del Recinto Universitario de Golfito, creado en el 2006, y que atiende a población estudiantil de los cantones de la zona sur del país.

“La Universidad de Costa Rica, con un claro concepto de la regionalización universitaria, ha logrado levantar un recinto académico de calidad, pertinencia, impacto, equidad y cobertura”, afirmó Flor Garita, directora del Recinto, durante la inauguración de las obras de restauración de sus instalaciones, declaradas en 1998 patrimonio arquitectónico del país.

Con más de 70 años de construidos, las edificaciones que albergan las oficinas administrativas, aulas, laboratorios y residencias para estudiantes y profesores del Recinto de Golfito, constituyeron en el pasado el centro de operaciones de la Standard Fruit Company, en lo que se conocía como la “zona americana” de Golfito.

Garita explicó que la UCR cuenta con un presupuesto permanente para invertir en la restauración y conservación del conjunto arquitectónico, que consta de varios edificios y antiguas viviendas.

La institución también ha destinado recursos en la consolidación de un cuerpo docente y administrativo en dicha sede académica, así como en el equipamiento de laboratorios, oficinas y residencias estudiantiles.

Así lucen algunos edificios y antiguas viviendas restauradas, que pertenecieron a la compañía bananera y ahora son aulas, residencias estudiantiles, laboratorios y oficinas del Recinto de Golfito (foto Jorge Carvajal)
Así lucen algunos edificios y antiguas viviendas restauradas, que pertenecieron a la compañía bananera y ahora son aulas, residencias estudiantiles, laboratorios y oficinas del Recinto de Golfito (foto Jorge Carvajal)

Sin embargo, Garita aseguró que los recursos disponibles no son suficientes para hacerle frente a las necesidades del Recinto, que atiende a una población de 91 estudiantes de escasos recursos de todos los cantones de la región Brunca, incluido Pérez Zeledón.

La condición socioeconómica de la población estudiantil de la zona requiere de un mayor esfuerzo de la UCR, aseguró Garita; por ejemplo, un 81% de los universitarios reciben beca 11, la de mayor cobertura, y un 47% vive en residencias estudiantiles.

La funcionaria insistió en que sin el apoyo de la comunidad no es posible seguir adelante e instó a la Junta de Desarrollo de la Zona Sur (Judesur) a contribuir para concluir los trabajos de restauración de la infraestructura y desarrollar otros proyectos académicos.

Labor costosa

La recuperación de las antiguas instalaciones de la compañía bananera en Golfito, construidas en madera y de estilo victoriano, comenzó en el 2005 con las primeras evaluaciones e inspecciones, acompañadas de un trabajo de investigación, comentó la Arq. Lucía Riva, encargada del proyecto.

Las edificaciones del Recinto de Golfito, declaradas patrimonio arquitectónico, tienen más de 70 años de construidas, por lo que el proceso de restauración y acondicionamiento ha sido lento y costoso (foto Jorge Carvajal)
Las edificaciones del Recinto de Golfito, declaradas patrimonio arquitectónico, tienen más de 70 años de construidas, por lo que el proceso de restauración y acondicionamiento ha sido lento y costoso (foto Jorge Carvajal)

Con la ayuda de personas de la comunidad se ha logrado profundizar en las técnicas constructivas y materiales utilizados, agregó Riva, quien expresó que la UCR ha documentado cada paso de ese proceso.

“Golfito está cambiando. Tenemos una nueva arquitectura que está llegando a la ciudad y la Universidad está en la obligación de salvaguardar el patrimonio de la comunidad”, afirmó.

La arquitecta añadió que el trabajo de restauración de la arquitectura patrimonial es muy caro y lento, pues implica la investigación y el mantenimiento constante de las edificaciones.

Las obras de acondicionamiento del espacio físico comprenden la creación de apartamentos para profesores y estudiantes, laboratorios de cómputo, oficinas administrativas, aulas, una cocina estudiantil y servicios sanitarios.

Asimismo, se colocó la iluminación externa, se construyeron tanques sépticos y se realizaron trabajos de canalización y tendido de fibra óptica para la conexión a Internet.

Queda pendiente la remodelación de varias estructuras, entre ellas el antiguo supermercado de la compañía bananera, en donde se proyecta construir un gimnasio, y de un edificio prestado a la Caja Costarricense de Seguro Social, en donde funciona el Ebais, entre otros.

En el Recinto de Golfito se imparten las carreras de Informática Empresarial; Turismo Ecológico; Bibliotecología, con énfasis en bibliotecas educativas; Inglés; Enfermería, conjuntamente con la Universidad Estatal a Distancia; y se planea la apertura de Dirección de Empresas, Gerencia Agroempresarial, Ingeniería Naval, Trabajo Social, Administración Aduanera y Comercio Exterior.

Logo UCR
Logo UCR
© 2017 Universidad de Costa Rica - Tel. 2511-0000.